Columna de Opinión en Diario Usach: ¿Nanotecniología, tiene futuro en nuestro país?

Enviado por armando.jaque el Sáb, 04/06/2022 - 02:12

Es importante preguntarse si ciertos temas científicos y tecnológicos son susceptibles de desarrollarse en nuestro País. Esta pregunta considera varios aspectos por los cuales uno debe juzgar a cualquier actividad científica.

Por ejemplo, podemos citar ventajas naturales que chile tiene, tanto en bosques, agua y cielos, y eso sumado al hecho de estar en el hemisferio sur. Esto ha traído consigo enormes proyectos de investigación colaborativos con países desarrollado del hemisferio norte, ya que, para ellos, por ejemplo, es deseable tener dos estaciones de verano para poder trabajar. 

En el caso de nuestros cielos limpios y despejados por más de 300 días al año ha llevado a la instalación de una gran infraestructura astronómica, esto ha hecho que nuestro país sea ahora una potencia en esta área.

Por supuesto que este desarrollo solo ha sido posible porque han habido grupos activos de investigación en las áreas mencionadas.  ¿Pero qué pasa con la Nanotecnología?  ¿Como podemos tener un desarrollo a la par con los países del llamado primer mundo?, con esto me refiero a los países que invierten más del 2% del PIB en actividades científicas.

Los desarrollos en nanociencia de los últimos 20 años nos han llevado a entender materiales a niveles en los que rigen las leyes de la física cuántica, y la tecnología asociada en esos niveles de miniaturización está revolucionando el mundo. Es así como pronto veremos procesadores de computadores basados en grafeno que superaran los 1000GHz de rapidez, superando con creces a las CPU actuales (4 GHz). En magnetismo, un área relativamente misteriosa, veremos también grandes avances, por ejemplo, en el uso de las ondas de espín (magnones) para transmitir, almacenar y procesar información.

Otras áreas de desarrollo son la construcción de sensores basados en nanomateriales, debido a que utilizando las buenas propiedades de selectividad y sensibilidad, se pueden diseñar una variedad de detectores. Es así que se han desarrollado sensores biológicos de alimentos capaces de detectar muy rápidamente contaminación por listeria, y también, como otro ejemplo, sensores magnéticos para detectar fisuras en los dientes de las palas mecánicas utilizadas en minería.

Pero quizás el área más conocida de la nanotecnología es el uso tecnológico que se les da a las nanopartículas. Es así que por ejemplo en materiales utilizados en la industria de envases que están dopados con cierto tipo de nanopartículas preservan en buen estado y por más largo tiempo los alimentos.

Nanopartículas con propiedades hidrofóbicas adheridas a telas o materiales blandos hace posible fabricar ropa, zapatos y/o guantes resistentes al agua. En el área de la biomedicina, nanopartículas magnéticas biocompatibles funcionalizadas para que ingresen dentro de células cancerosas pueden ser destruidas si se someten a campo magnéticos oscilantes, sin perjudicar a las otras células sanas.

Sin embargo, como la nanotecnología no requiere de ventajas territoriales dadas por la naturaleza, como la Astronomía, su desarrollo en nuestro país, volviendo a la pregunta inicial, depende enteramente de los esfuerzos que hagan los científicos dedicados a esta área y también los esfuerzos del país en invertir más recursos en ciencia y tecnología.

Chile actualmente no supera una inversión del 0.4% del PIB en ciencia, por lo tanto, la única forma de avanzar en Nanotecnología es hacer esfuerzos colectivos, y los recursos obtenidos utilizarlos en implementar facilidades comunes y en formar capital humano al más alto nivel. Ciertamente creo que todos los esfuerzos que se hagan en ciencia y tecnología de materiales a niveles nanoscopicos y/o moleculares es de gran importancia para el desarrollo de nuestro país y no deben ser menospreciados.

Para esto las universidades tiene un gran rol que cumplir, el tener la visión de la colaboración, otorgar las facilidades y promover la participación de académicos, investigadores y alumnos de postgrado en proyectos asociativos como los son los Institutos Milenio y Centros Basales.

Tengo también la esperanza de que este gobierno pueda cumplir con su deseo de subir el porcentaje del PIB destinado a ciencia y tecnología.

Prof. Patricio Vargas, Académico USM, Investigador principal de CEDENNA. Jefe de la línea de Nanoestructuras Magnéticas.

imagen de dedo
Categoría Prensa
Fecha de Publicación

Nanociencia en fotos

Autora: R. Abarca, Cedenna.
Masterbatch dotado con propiedades antifúngicas
Masterbatch dotado con propiedades antifúngicas
Impresión de nanovolcanes
Impresión de nanovolcanes
Lámina de material metálico que se depositó sobre una superficie porosa, al despegarla presenta la impresión de diminutos volcanes.
Rebeldía de las magnetizaciones
Rebeldía de las magnetizaciones
Simulación de orientaciones magnéticas en un imán cilíndrico con un segmento sólido a la izquierda y un segmento tubular a la derecha.
Rebeldía de las magnetizaciones
Rebeldía de las magnetizaciones
Simulación de orientaciones magnéticas en un imán cilíndrico con un segmento sólido a la izquierda y un segmento tubular a la derecha.
Nanoerizo
Nanoerizo
Sintetizada a partir de alcóxidos de vanadio, esta nanoestructura tiende a ser esférica, aunque se trata de nanotubos densamente aglomerados similar a un erizo de mar. Posee propiedades electroquímicas y comportamiento paramagnético.
Campos magnéticos coloridos
Campos magnéticos coloridos
El patrón de colores muestra la forma del campo magnético de dos imanes permanentes sobre una pantalla de TV antigua.
Nanoarrugas
Nanoarrugas
Textura de una aleación magnética que se logra de la mezcla de hierro y níquel en proporción 20 y 80 respectivamente, depositada por pulverización catódica sobre un polímero.
Estrella de Vanadio
Estrellas de vanadio
Nanoestructuras simétricas con forma de engranajes dentados o estrellas. Sus seis pliegues rotacionales simétricos presentan longitudes a escalas nanométricas.
Nanohilos de Cobalto
Nanohilos de Cobalto
Hilos nanométricos creados por electrodeposición en una membrana de alumina cubierta por plata. Al retirar la alúmina, los nanohilos se fijan a la base de plata y al ser de cobalto, presentan propiedades magnéticas.